RESCATANDO DISCOS: THE REAL THING POR TAJ MAHAL

cci27102016_0001

Primero que nada dedicar esta entrada a un blog amigo de  blues. 101 blues llegar,donde el gran Luther Blues nos deleita periódicamente con una cuidada selección de discos de blues que va desgranando entrada tras entrada, con el interesante añadido de permitirnos escuchar los discos que nos presenta. La primera parte de esta entrada podría ser del bueno de Luther Blues.

cci27102016_0002

 

 The real thing es el primer disco en directo de Taj Mahal. Un doble disco de blues que tiene  algo que lo hace totalmente original y diferente a lo que en 1971 se grababa.  Mahal, a la formación  clásica  de guitarra, bajo, batería, piano, le añade   cuatro músicos  que tocan la tuba y otros instrumentos de  metal y esto de las tubas ya es otra cosa.

cci27102016_0003

Taj Mahal muy bien acompañado

Con esa original formación se presentó  Taj en el Filmore East de Nueva York y sorprendió al personal con una actuación memorable.

En este disco Taj Mahal renuncia al modelo típico de blues que podrían tener músicos como Muddy Waters,  BB King, John Lee Hocker y otros bluesman del momento donde el gran protagonismo podía estar en las guitarras y en la voz del cantante. Taj  da a su sección de metal una gran relevancia estando a veces al mismo nivel que la guitarra eléctrica o compartiendo el tema con Taj Mahal y su banjo.

Dos características más que son afines a Taj Mahal hacen de este disco algo especial.

Los temas de blues acústico o rural, en los cuales Taj Majal  se desenvuelve de maravilla con el banjo, con el dobro y con la armónica.

Un aire de optimismo y buen rollo que es intrínseco a este gran músico y que le ha acompañado durante toda su carrera.

Taj Mahal abre su disco con una versión acústica del Fishing Blues tema de Henry Thomas que por su propio autor suena tal que así

Este blues describe el placer de pescar, cocinar y comerte tu propio pescado. Vamos una manera optimista de interpretar la necesidad. A Taj el tema le va como anillo al dedo.

Este blues también lo tocó Bob Dylan en su etapa folk.

Por si esto fuera poco el siguiente tema “Ain’t gwine to whistle Dixie (any mo’)”

es un derroche de optimismo y alegría con el fife (tipo de piccolo aún más agudo) que acompaña.

De esta manera se van sucediendo los temas de este genuino disco de blues que además de gustar a cualquier seguidor de este género le puede interesar a los que ven en el blues un genero monótono y previsible.  Si hay algo que podemos decir de Taj Mahal es que es un músico imprevisible.

 

Este dúo de banjo y tuba es único en la historia de la música. Es una vuelta a los orígenes del blues y del jazz.

Cierra el disco un tema de más de 18 minutos que ocupa la última cara del doble. La armónica de Taj y las tubas “tiran” del arranque del tema de un manera espectacular.

Os recomiendo una escucha atenta de este gran disco.

Llegados a este punto unos apuntes sobre Taj Mahal no estarán de mas.

Taj Mahal (Henry St. Claire Fredericks, Jr.) su padre pianista de jazz con una gran base caribeña. Tocó para Ella Fritzgerald. Su madre maestra y cantaba en la iglesia. Hasta ahí lo habitual.  La particularidad fue que  la casa de Taj era que un lugar de acogida de músicos caribeños, africanos, de Europa del este…

Además en casa Mahal había un potente radio de onda corta y la familia solía escuchar músicas de otras culturas. No es de extrañar la facilidad de Taj Mahal para fusionar con el blues muchos tipos de músicas.

Taj Mahal  formó su primer grupo en 1968 con otro heterodoxo itinerante de la música  Ray Cooder  (Dios los cría y ellos se juntan). En su primer disco con Ray destaca una versión Statesboro blues

y  el siguiente disco, The natch’l blues está plagado  de grandes temas.

A partir de aquí  y a lo largo de toda su carrera Taj Mahal ha fusionado el blues con música del caribe,

no hace falta que testéis pendientes de la tienda pero escuchar este delicioso y caribeño tema

 

africana del oeste,

brasileña,

jazz como en el disco presentado, cajun …

También ha tocado Reggae. Tiene una gran version del Slave driver de Bob Marley

Taj es un gran multi instrumentista. Se expresa muy bien en el blues acústico,  como habéis visto en el Fishing blues.

En los 70 estuvo una larga temporada en España

4 años por vacaciones para la salud  (según dice este tema)

La letra de esta canción no tiene desperdicio, no la he encontrado, pero a partir del minuto 1:20 empieza soltar frases en español sobre lo que le gustan los españoles y los países latinos, también habla sobre la música de los negros, el blues y el ritmo y blues y que la mezcla con la música del Caribe, Taj se auto define de una manera muy optimista en este tema.

Parece ser que tocó con el guitarrista Toti Soler.

Taj no para de innovar y fusionar al tiempo que sigue haciendo buen blues.

Fusión con músicos de la india como en el siguiente disco

mumtaz_mahal_taj_mahal_album-220x220

música Hawaiana. Tiene un disco de influencia Hawaiana

hula_blues-220x220

Con músicos de Zanzibar como en su disco Mkutano

 

mkutano-220x220

 

En estos vídeos podéis disfrutar de su blues acústico al tiempo que os podéis pasear por New Orleans. Por cierto en la entrada donde salía Aurora Neyland hay un vídeo de esta serie.

Cuando hay genio, en cualquier sitio se puede hacer buena música.

Bueno espero que hayáis disfrutado con este bluesman que se sale de lo normal. Si queréis más tenéis una buena selección de spotify. Pienso que a Taj Mahal vale la pena dedicarle horas e incluso ir disco por disco conociéndolo. La variedad del personaje hace que cada disco sea un reto diferente. El problema es el de siempre con el streaming, la cantidad de recopilaciones que despistan a cualquiera que de nuevo se acerque a un artista.

Anuncios

8 comentarios en “RESCATANDO DISCOS: THE REAL THING POR TAJ MAHAL

  1. ¡Qué buena la primera foto con las tubas! Es como el disidente de los grandes bluesman de aquella época ya que, como comentas, la mayoría eran guitarristas que trataban de actualizar el blues utilizando elementos procedentes del rock. Eso de utilizar tubas, utilizar instrumentos acústicos y darle a todo un aroma folk-country, incluso por momentos soul, fue francamente original, por no hablar de lo bien que suena y la calidad que tiene su propuesta. Saludos.

    Me gusta

    1. Es un disco de blues que se sale de lo habitual, como muchos de los de Taj Mahal. Además tiene el factor añadido del directo.
      La verdad que la figura de Taj Mahal es muy polifacética y daría para un par de entradas más.
      Gracias por el comentario.

      Me gusta

  2. Yo soy de las que me acerco por primera vez a este artista, así que además de ir escuchando alguno de lo enlaces que dejas, ya me voy con la lista de reproducción de Spotify como fondo musical para la mañana, porque sí que suena interesante el señor, pero nunca había oído hablar de él, supongo que será porque lo desconozco todo acerca del Blues.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hay que reconocer que el blues es un género algo monótono. Esto a los que nos gusta el género nos da igual.
      Lo bueno de Taj Mahal es que hace el blues muy variado y ameno.
      No te pierdas “she take a kity and let me a Mule to ride”.

      Le gusta a 1 persona

  3. Primero y principal las disculpas del caso por la tardanza en agradecerte por la nominacion y las gratas palabras hacia mi persona .Vaya coincidencia que mi ausencia por estos menesteres rumbeo por los lados de la pesca y tu te vienes con Taj y ese Fishing Blues tan acorde a la situacion . Un disco fantastico tan bien desmenuzado que dan ganas de volver a desempolvarlo ya que este artista multifacetico siempre cae bien parado ,recuerdo una noche que lo fui a ver y un giripollas (de los que se sientan en primera fila a joder a dios y maria santisima) lo atosigo toda la noche porque no habia interpretado blues tradicional que a los bises se despacho sentado al piano un set barrelhouse de primera calidad porque Taj es asi imprevisible como bien anuncias .
    Un abrazo y gracias de vuelta

    Me gusta

    1. Que casualidad. Yo también fui a oír a Taj y me ocurrió lo contrario, yo esperaba algo de su blues atípico y solo tocó blues tradicional. Imprevisible es un buen calificativo para Taj.
      Con este disco yo he tenido una relación muy especial. Verlo y oirlo cuando era un adolescente y adquirirlo fuera de España más de 30 años después.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s