JOHN LEE HOOKER  Y CANNED HEAT, HOOKER’N HEAT ANTECEDENTES (I)

Aproximadamente a mediados de 1968 se produjo un encuentro casual en el aeropuerto de Portland entre el grupo de blues rock y el bluesman. Los componentes de Canned Heat rodearon a John Lee Hooker y Bob Hite le preguntó sin rodeos si quería que hicieran un disco juntos. John dijo que si. Que le gustaba mucho Canned Heat y el Boogie que practicaban.

hqdefault

Tras este sencillo encuentro las maquinarias que representaban a los artistas se pusieron en movimiento  y tardaron casi dos años en ponerse de acuerdo.

Por parte de Canned Heat seguramente no  hubo ningún problema. Skip  Taylor manager del grupo no debía tener muchos problemas con la negociación. Según Fito de la Parra (batería de Canned Heat), Skip negocio la participación del grupo en la película del festival de Woodstock en unos cuantos minutos y estando bajo los efectos del LSD. Era rápido y certero.

Otro caso debió de ser el de los representantes de John Lee Hooker. Estaban más que acostumbrados a la poca seriedad de John con los contratos discográficos.

Hooker solía grabar con varias compañías a la vez sin respetar a su compañia original. Cualquier noche era llamado por alguna compañía menor, grababa una o dos canciones, recibía 100 dólares y a otra cosa. Hooker por aquel entonces se jactaba de componer mientras iba en coche al estudio. Así el mercado se llenaba de discos de John Lee Cooker, John Lee Booker, Sam Delta John, Texas Slim, Birmingham the Boogie Man, Little Pork Chops.

Durante dos años grabó en más de 20 sellos diferentes.

Hooker-Riverside.1960

En descargo de John hay que decir que tuvo tres o cuatro esposas, siempre estaba pelado. Actuando en su lugar de residencia llegó su mujer y le rompió la guitarra en la cabeza. Menos mal que era la acústica. Estaba harta de que no llevara dinero a casa. Además tampoco le pagaban mucho. De su primer gran éxito “Boogie Chillen” se vendieron más de un millón de copias, pero a el le llegó  muy poco de estas ventas. El productor había cedido la distribución a otra compañía más potente.

Y que decir de Canned Heat. Pues que eran unos broncas. Sobre todo Bob Hite y Henry Vestine. En ese momento estaban en la cresta de la ola, con sus discos y actuaciones ganaban una pasta, pero habían perdido todos los derechos de autor. Una detención totalmente amañada por la policía de Denver dió con ellos en la trena. Para salir tuvieron que pagar rápidamente una fianza de 10.000 dólares.  Un hábil abogado les adelanto la suma a condición de que les cediera los derechos de autor de Canned Heat. No hubo otr remedio. Estaban marcados y aunque no eran conscientes  de ello esto fue el inicio de su caída por el precipicio.

Aun así a corto plazo este incidente les vino muy bien para aumentar su aureola de forajidos y de grupo  maldito. Hasta

Larry Taylor (el bajista) que no se había drogado en su vida, compuso el tema “My Crime” dedicado al incidente.

I went to Denver
Late last fall.
I went to do my job.
Yeah, I didn’t break any law.
We worked a hippie place,
Like many in our land.
They couldn’t bust the place,
And so they got the band.
‘Cause the police in Denver,
No, they don’t want none of them long hairs hanging around.
And that’s the reason why
They want to tear Canned Heat’s reputation down.

En cuanto a la música la situación era similar a la económica.

John Lee Hooker estaba musicalmente algo perdido. No tenía una dirección musical clara con unos objetivos musicales definidos.  Temas de soul, rock and roll, música melódica, ritmos latinos eran totalmente ajenos al estilo de Hooker. Atrás quedaban los días del “invento del ritmo Boogie” (seña de identidad de Hooker) y temas como Boogie Chillen, Dimples, Hobo blues, Crawlin king Snake, Boom Boom

es una maravilla oir el ritmo que Hooker lleva con el pie

El acercamiento de John Lee Hooker al mundo del jazz en  Impulse (el sello que Coltrane impulsó) fue otro fracaso. Encorsetar a Hooker con una rítmica de jazz aunque suene bien no fue bien recibido.  “It serves you right to suffer” fue el primer disco de blues de Impulse y el último.

Por el contrario Canned Heat estaba en un gran momento. Su segundo disco, “Boogie with Canned Heat  contenía el  super éxito “On the road again”

y su tercer disco “Living the blues” tenía el himno hippie de Woodstock “I’m going up to the Country”

vaya play back de los 60

que curioso dos canciones cantadas por el búho ciego Alan Wilson

y en “Future  blues“ estaba “Let’s work together

una serie de éxitos que dio al grupo una gran popularidad.

A pesar de estas situaciones tan diferentes la colaboración fue total, había un matiz muy importante que favorecía y facilitaba este entendimiento. El conocimiento del blues de Canned Heat era más que enciclopédico.  La colección de discos de blues de Bob Hite (el oso) en su casa del Laurel Canyon era muy extensa y este disfrutaba poniendo discos y haciendo que sus invitados los escucharán.

bob hite

Henry  Vestine participó en  la recuperacion de Skip James en 1963. Lo encontraron en un hospital y lo llevaron al festival de Newport de 1964. Por cierto la voz de Skip es similar a la de Alan Wilson.

Henry Vestine

 

Además estaba el caso de Alan Wilson. Lo podríamos catalogar no de experto de blues si no de arqueólogo del blues.

4551090

Alan rescato a Son House del olvido. Son vivía encerrado, totalmente borracho y no tenía ni guitarra. Hoy se sabe que tenia parkinson y Alzheimer. Alan lo acompañó en las giras y se dice que le enseñó a tocar la guitarra como la tocaba Son House. También colaboró en el disco “The father of the delta blues” tocando la armónica. En el tema siguiente tenemos muestra de esta colaboración.

Con estos credenciales era el grupo idóneo para grabar un disco con cualquier bluesman de los clásicos. Hooker tuvo la suerte de encontrarse con ellos.

John Lee Hooker  ya había grabado un disco con un grupo de rock Británico The Groundhogs.  And Seven Nights fue un disco que editó la Verve de esta colaboración. Se trata de un buen disco de blues  de John con la ayuda del grupo británico pero no tiene nada de la magia del Hooker ‘N Heat. El disco fue retirado rápidamente de la distribución.

continuará

Anuncios

RECORDANDO A: JOHN MARTYN (1)

El próximo 29 de Enero se cumplirá el séptimo aniversario de la muerte de John Martyn. Sera un buen momento tener ya en el blog una entrada dedicada a él. Ya llevaba tiempo rondándome por la cabeza. De hecho en la entrada de Chris Wood metí a John Martyn con calzador.

Ian David McGeachy, John Martyn, con 16 años ya era un buen guitarrista, influido por la manera de tocar de Joan Baez. Se traslado a Londres para estar en el centro de la actividad folk en los últimos 60. Fue el primer artista británico y blanco en fichar por Island Records. Hasta entonces Island era un sello especializado en música jamaicana. A Chris Blackwell le gusto la manera que tenia de cantar y tocar la guitarra.

London Conversation  y The Tumbler fueron sus dos primeros discos. De un folk del momento muy en la línea de Donovan y de Bert Jansch.

Stormbringer y Road to ruin se editaron en 1970. En estos dos discos tocaba con Beverly Martyn su mujer.

John++Beverley+Martyn+Stormbringer+-+Pink+i+433869

Stormbringer se grabó en Woodstock en realidad iba a ser un disco de Beverly y John fue como guitarrista de acompañamiento. El productor consideró más interesante  que fuera firmado por John and Beverly Martyn. La batería la tocó Levon Helm.

En este disco es el primero en el que John toca el Echoplex , lo hace de una manera tímida pero ya avisa. Es en el tema “Would you belive me”.

Road to Ruin

000018465_300

Disco en el que John no estaba nada de acuerdo con el sonido.  No me extraña nada la primera vez que oí este disco quede extrañado con el sonido de orquesta barata que tenia. Según John el sonido le quitaba espontaneidad al disco. Lo mejor de este disco es que fue el primero en el que colaboró Danny Thompson  contrabajista que provenía del jazz y del blues (Alexis Corner Band) y que en ese momento estaba en Pentangle.

Danny  colaboraría con Martyn hasta el año 1977, estando junto a él, en sus mejores discos. Otra curiosidad de este disco son los arreglos de viento de algunos temas y que tenga un aire más jazzero.

Esta es la lista de los cuatro primeros discos de John Martyn

BLESS THE WEATHER 1971

bless the weather

Fue un disco muy fluido y espontaneo. Muchos de los temas se compusieron en el mismo estudio de grabación.

Gran álbum de folk, la influencia de Danny Thompson se deja oír un poco más. Beverly,  Richard Thompson y Tony Reeves (Colosseum) colaboran en el disco.

Bless the weather es el segundo tema del disco y el primero en el que Danny marca la pauta de como serian muchos de los temas posteriores de Martyn.

La cara B del disco se abría con una de esas maravillas de John Martyn de todos los tiempos Head and Heart una canción de amor entre estrofa y estrofa John se expresa con la acústica y por detrás de él está Danny.

Glystening Glyindenbourne tema instrumental que tras una introducción de la guitarra acústica y un piano entra la guitarra de John de una manera nunca oída. El echoplex ya no es un efecto aislado, se convierte casi en el gran protagonista del tema. Casi 6 minutos y medio para la gloria. Este tema también seria premonitorio de lo que vendría después.

SOLID AIR 1973

John va haciendo aportaciones a su música, el primer tema (Solid air) es un desembarco total en el jazz. El contrabajo, un piano eléctrico y un saxo que responde a John cuando canta hacen de este tema algo especial.

Otra aportación a este disco y que sería ya para toda la carrera de John es el cambio en la modulación de la voz, la voz se convierte en un instrumento más. Totalmente “arrastrada” se acerca a los bluesman primitivos y aulladores al tiempo que también homenajea a la grandes del blues y jazz como Bessie Smith y Billi Holiday.

I’d Rather Be the Devil (gran tema de Skip James)

es la mejor muestra de la nueva manera de cantar de John al tiempo que también de la técnica del  echoplex.

May you never una de esas maravillas de las que hay en muchos discos de John y que posteriormente le haría ganar algo de dinero.

Dreams by the sea es un tema en el que John expresa su lado mas rockero.

INSIDE OUT 1973

inside out

Esta inquietante portada acompaña el disco más arriesgado de John Martyn. La voz se retuerce aún mas expresando sentimientos muy profundos.

Sigue experimentando con la guitarra Eibhli Ghail Chiuin ni Chearbhaill es un tema tradicional donde la guitarra pasa a través del fuzz creando una sonoridad sorprendente.

Outside in, más de tres minutos después de una introducción de variados efectos de guitarra acompañados con el contrabajo de Danny entra la voz de John que poco a poco va repitiendo un ligero mantra love, love is love para después entrar un saxo tocado por Bobby Keyes (el saxo de Brown Sugar)y luego retomar vocalmente pero con mucha más intensidad.

Por cierto en la entrada a Chris Wood le atribuyo erróneamente el saxo de este tema.

Make no mistake  es otro de los temas épicos de este disco. John juega con la voz y logra un nivel expresivo fuera de todo lo habitual.

Además de los habituales en este disco participan Steve Winwood y Chris Wood.

So much in love with you aquí si que estoy seguro que el saxo lo toca Chris Wood, es su estilo.

spotify:user:lrotula:playlist:3kglpZf1BZSrhXS6Rci1zU

SUNDAY’S CHILD 1975

sunday's child

Después de la propuesta totalmente arriesgada de INSIDE OUT viene un disco relajado, familiar y en el que Martyn hace un par de incursiones en ritmos mas funky y empieza a tocar una gibson.

Clutches y Root love inciden en ritmos funky y con un guitarreo eléctrico por parte de John.

One day without you tema dedicado a Beverly en el que se lamenta de lo poco que esta con ella.

My baby girl es un precioso tema dedicado a su hija, en el que Beverly cantaría con John por última vez.

Spencer the rover tema tradicional también dedicado a sus hijos.

The message al modo de Martyn ayudado por Danny y haciendo verdaderas maravillas con la voz.

Call me crazy parece un tema olvidado del inside out, o de Solid Air tiene todos muchos elementos de estos discos y en estructura y duración también recuerda. La guitarra acústica de este tema es muy emotiva.

John Martyn tenía un directo muy bueno y muy potente he preferido poner en su época mas buena sobre todo live videos. Podéis complementar con los temas de los discos en las listas de spotify.

 

 

CONTINUARÁ