Hooker ‘N Heat HOOKER’N HEAT, EL DISCO

Hooker ‘N Heat se trata de un disco doble, cuando John Lee Hooker se enteró que el disco iba ser doble enseguida dijo que quería cobrar “el doble“.

John-Lee-Hooker-was-inducted

17 canciones en total de las que Canned Heat sólo toca en las cinco últimas y además con una particularidad, Bob Hite “el oso”, lider del grupo no participa en la interpretación. Bob se limitó a estar al mando de la grabación. Esto da una idea del respeto que le tenían a Hooker. Muy diferente de cuando en 1971 fue Howlin Wolf a Londres y grabó un disco. Ahí quería estar todo el mundo aunque no pintara nada. Por ejemplo Mick Jager a la pandereta. Pues no, Bob Hite no tocó la pandereta.

600x600

De las doce canciones restantes la mitad están interpretadas por Hooker solo y la otra mitad por Hooker y Alan Wilson a dúo. Wilson acompaña con la armónica principalmente y también con la guitarra y el piano.

alanwilson_johnlee

 

Hooker alabaría la participación de Wilson a la armónica.

Alan Wilson a la guitarra y a la armónica en este tema.

 

La grabación fue muy sencilla, todo el mundo sabía lo que tenía que hacer. El Whiskey y el hielo no faltó en ningún momento.

85a7c7bdea6d84426c9ea901660ca1cc--august-wilson-john-lee-hooker

Canned Heat quería rememorar el sonido original de los primeros años de Hooker. Para ello construyeron una tarima de madera para que los golpes con el pie se oyeran mejor. En el pasado el primer productor de John Lee Hooker, Bernard Besman al grabar a Hooker se guiaba mas por la intuición y por el ritmo que por la estructura musical de las canciones. Así le dejaba dar zapatazos, incluso colocó el micrófono apuntando también al suelo para que el ritmo marcado con su pie derecho quedara más patente. Esta fue en cierto modo una de las cartas de identidad de John Lee Hooker. En una entrevista a Hooker en el año 78 cuando le preguntan sobre su primer éxito “Boogie Chilen” el comenta que lo interpretaba sólo con su guitarra y con su pie.

Los temas en los que toca Canned Heat empiezan con el exitoso “Whiskey and Woman”

y acaban con una versión más del famosísimo “Boogie Chilen“.

 

El éxito de Hooker ‘N Heat fue relativo, llegó al número 72 del Bilboard.

A Canned Heat esto no le importaba lo mas mínimo. Ellos grabaron este disco por el prestigio que para ellos fue grabar con el mito del blues y el boogie John Lee Hooker. Lo que enorgulleció a la banda fue que el tema Whiskey and Woman sonara en las emisoras de radio especializadas en el blues y consecuentemente Canned Heat fue reconocido como grupo de blues por una emisora de música negra.

Además ambos compartieron una gira por los EEUU.

La portada

Desde que el disco se grabo y hasta que estuvo listo para editarse pasó un tiempo en el que se produciría un hecho fatal. Alan Wilson murió en su saco de dormir y en la parte alta del jardín de la casa de Topanga Canyon. Lo cuento en la entrada dedicada al gran grupo de blues actual “The Record Company“.

R-2316515-1276456467.jpeg

Alan sale en una fotografía enmarcada sobre la pared que hay encima John Lee. Mas o menos todos los integrantes desvían la mirada a excepción de Henry Vestine. Resultó que este no compareció a la sesión de fotos, seguramente llevaría un colocón considerable. En su lugar se puso Skip Taylor que tenía una complexión similar a Henry. Luego recortaron la cara de Henry y portada. Así es el único que parece mirar a la cámara.

La secuela 

Para John Lee Hooker supuso una nueva orientación a su carrera discográfica. Se buscaba grabar con músicos de rock orientados al blues, pero no era lo mismo. Nada igual al grado de implicación de Canned Heat. El propio Elvin Bishop que participó en el disco “Never Get Out of These Blues Alive  (1972)” comentó que se trataba de un disco sin un objetivo claro. Era más un conjunto de temas uno detrás de otro.

Tuvo que llegar 1988 para que contra todo pronóstico  John Lee Hooker se rodeara de estrellas otra vez y sacara “The Healer” un disco memorable que puso por primera vez a John Lee Hooker en lo alto, gracias entre otros a Carlos Santana. Todo eran actuaciones, reportajes y entrevistas. En este disco inolvidable había sitio para unos Canned Heat reunidos para la ocasión con el tema “Cutting out”. Por supuesto un Boogie.

 

En una entrevista que le hicieron a Hooker en Rolling Stone, después de The Healer, este dijo que Canned Heat había sido el grupo que mejor había interpretado su música.

En este carrusel del éxito Canned Heat estaba en los 90 bajo tierra. El unico componente original era Fito de la Parra. Alan Wilson desaparecido 20 años antes y Bob Hite 10.

Fito de la Parra recuerda amargamente los intentos de que Hooker colaborara con Canned Heat en los 90 en el tema “John Lee Hooker Boogie”, tema inspirado en unas letras de Bob Hite. El propio Hooker le dijo a Fito telefónicamente que sin ningún problema. Otra cosa fueron los productores. No verían el proyecto interesante.

En todo este lío se coló Skip Taylor, el exproductor de Canned Heat. Fito llevaba 15 años sin verlo. Skip se metió en el asunto y produjo el disco “Internal Combustion“. Para el tema “John Lee Hooker Boogie” se le ocurrió insertar algunas palabras de Hooker del “Hooker and Heat” y le quedaron muy bien.

Escuchar.

Los esquivos productores de John Lee para Fito, no tardaron nada en ponerse en contacto con Skip Taylor y amenazarlo con abogabos, demandas … por usar la voz de Hooker sin su permiso. Skip dijo que ese material era suyo y que Hooker ya cobro en su día. La cosa quedó ahí. Este Skip se merece una entrada completa de sus andanzas con Canned Heat.

La gota que colmó el vaso fue un documental emitido esos dias sobre, todo era Carlos Santana, Van Morrison, Eric Burdon … pero ni una palabra sobre Canned Heat. Fito estaba muy dolido, pero nunca con Hooker. De hecho en el verano del 2000 le llamaron para participar en la última gira de Hooker. A Fito de la Parra le cabe el honor de haber tocado la batería en el último concierto de John Lee Hooker el 16 de Junio de 2001. John Lee Hooker murió cinco días después.

Por cierto hay disensión en la fecha de nacimiento de John Lee Hooker, algunos dicen 1912 y otros 1917 en cualquier caso  el 22 de agosto. Luego probablemente se cumplió el centenario del genial bluesman el pasado 22 de agosto.

Valgan estas dos entradas para el centenario del Boogieman.

Anuncios

JOHN LEE HOOKER  Y CANNED HEAT, HOOKER’N HEAT ANTECEDENTES (I)

Aproximadamente a mediados de 1968 se produjo un encuentro casual en el aeropuerto de Portland entre el grupo de blues rock y el bluesman. Los componentes de Canned Heat rodearon a John Lee Hooker y Bob Hite le preguntó sin rodeos si quería que hicieran un disco juntos. John dijo que si. Que le gustaba mucho Canned Heat y el Boogie que practicaban.

hqdefault

Tras este sencillo encuentro las maquinarias que representaban a los artistas se pusieron en movimiento  y tardaron casi dos años en ponerse de acuerdo.

Por parte de Canned Heat seguramente no  hubo ningún problema. Skip  Taylor manager del grupo no debía tener muchos problemas con la negociación. Según Fito de la Parra (batería de Canned Heat), Skip negocio la participación del grupo en la película del festival de Woodstock en unos cuantos minutos y estando bajo los efectos del LSD. Era rápido y certero.

Otro caso debió de ser el de los representantes de John Lee Hooker. Estaban más que acostumbrados a la poca seriedad de John con los contratos discográficos.

Hooker solía grabar con varias compañías a la vez sin respetar a su compañia original. Cualquier noche era llamado por alguna compañía menor, grababa una o dos canciones, recibía 100 dólares y a otra cosa. Hooker por aquel entonces se jactaba de componer mientras iba en coche al estudio. Así el mercado se llenaba de discos de John Lee Cooker, John Lee Booker, Sam Delta John, Texas Slim, Birmingham the Boogie Man, Little Pork Chops.

Durante dos años grabó en más de 20 sellos diferentes.

Hooker-Riverside.1960

En descargo de John hay que decir que tuvo tres o cuatro esposas, siempre estaba pelado. Actuando en su lugar de residencia llegó su mujer y le rompió la guitarra en la cabeza. Menos mal que era la acústica. Estaba harta de que no llevara dinero a casa. Además tampoco le pagaban mucho. De su primer gran éxito “Boogie Chillen” se vendieron más de un millón de copias, pero a el le llegó  muy poco de estas ventas. El productor había cedido la distribución a otra compañía más potente.

Y que decir de Canned Heat. Pues que eran unos broncas. Sobre todo Bob Hite y Henry Vestine. En ese momento estaban en la cresta de la ola, con sus discos y actuaciones ganaban una pasta, pero habían perdido todos los derechos de autor. Una detención totalmente amañada por la policía de Denver dió con ellos en la trena. Para salir tuvieron que pagar rápidamente una fianza de 10.000 dólares.  Un hábil abogado les adelanto la suma a condición de que les cediera los derechos de autor de Canned Heat. No hubo otr remedio. Estaban marcados y aunque no eran conscientes  de ello esto fue el inicio de su caída por el precipicio.

Aun así a corto plazo este incidente les vino muy bien para aumentar su aureola de forajidos y de grupo  maldito. Hasta

Larry Taylor (el bajista) que no se había drogado en su vida, compuso el tema “My Crime” dedicado al incidente.

I went to Denver
Late last fall.
I went to do my job.
Yeah, I didn’t break any law.
We worked a hippie place,
Like many in our land.
They couldn’t bust the place,
And so they got the band.
‘Cause the police in Denver,
No, they don’t want none of them long hairs hanging around.
And that’s the reason why
They want to tear Canned Heat’s reputation down.

En cuanto a la música la situación era similar a la económica.

John Lee Hooker estaba musicalmente algo perdido. No tenía una dirección musical clara con unos objetivos musicales definidos.  Temas de soul, rock and roll, música melódica, ritmos latinos eran totalmente ajenos al estilo de Hooker. Atrás quedaban los días del “invento del ritmo Boogie” (seña de identidad de Hooker) y temas como Boogie Chillen, Dimples, Hobo blues, Crawlin king Snake, Boom Boom

es una maravilla oir el ritmo que Hooker lleva con el pie

El acercamiento de John Lee Hooker al mundo del jazz en  Impulse (el sello que Coltrane impulsó) fue otro fracaso. Encorsetar a Hooker con una rítmica de jazz aunque suene bien no fue bien recibido.  “It serves you right to suffer” fue el primer disco de blues de Impulse y el último.

Por el contrario Canned Heat estaba en un gran momento. Su segundo disco, “Boogie with Canned Heat  contenía el  super éxito “On the road again”

y su tercer disco “Living the blues” tenía el himno hippie de Woodstock “I’m going up to the Country”

vaya play back de los 60

que curioso dos canciones cantadas por el búho ciego Alan Wilson

y en “Future  blues“ estaba “Let’s work together

una serie de éxitos que dio al grupo una gran popularidad.

A pesar de estas situaciones tan diferentes la colaboración fue total, había un matiz muy importante que favorecía y facilitaba este entendimiento. El conocimiento del blues de Canned Heat era más que enciclopédico.  La colección de discos de blues de Bob Hite (el oso) en su casa del Laurel Canyon era muy extensa y este disfrutaba poniendo discos y haciendo que sus invitados los escucharán.

bob hite

Henry  Vestine participó en  la recuperacion de Skip James en 1963. Lo encontraron en un hospital y lo llevaron al festival de Newport de 1964. Por cierto la voz de Skip es similar a la de Alan Wilson.

Henry Vestine

 

Además estaba el caso de Alan Wilson. Lo podríamos catalogar no de experto de blues si no de arqueólogo del blues.

4551090

Alan rescato a Son House del olvido. Son vivía encerrado, totalmente borracho y no tenía ni guitarra. Hoy se sabe que tenia parkinson y Alzheimer. Alan lo acompañó en las giras y se dice que le enseñó a tocar la guitarra como la tocaba Son House. También colaboró en el disco “The father of the delta blues” tocando la armónica. En el tema siguiente tenemos muestra de esta colaboración.

Con estos credenciales era el grupo idóneo para grabar un disco con cualquier bluesman de los clásicos. Hooker tuvo la suerte de encontrarse con ellos.

John Lee Hooker  ya había grabado un disco con un grupo de rock Británico The Groundhogs.  And Seven Nights fue un disco que editó la Verve de esta colaboración. Se trata de un buen disco de blues  de John con la ayuda del grupo británico pero no tiene nada de la magia del Hooker ‘N Heat. El disco fue retirado rápidamente de la distribución.

continuará