JOHN LEE HOOKER  Y CANNED HEAT, HOOKER’N HEAT ANTECEDENTES (I)

Aproximadamente a mediados de 1968 se produjo un encuentro casual en el aeropuerto de Portland entre el grupo de blues rock y el bluesman. Los componentes de Canned Heat rodearon a John Lee Hooker y Bob Hite le preguntó sin rodeos si quería que hicieran un disco juntos. John dijo que si. Que le gustaba mucho Canned Heat y el Boogie que practicaban.

hqdefault

Tras este sencillo encuentro las maquinarias que representaban a los artistas se pusieron en movimiento  y tardaron casi dos años en ponerse de acuerdo.

Por parte de Canned Heat seguramente no  hubo ningún problema. Skip  Taylor manager del grupo no debía tener muchos problemas con la negociación. Según Fito de la Parra (batería de Canned Heat), Skip negocio la participación del grupo en la película del festival de Woodstock en unos cuantos minutos y estando bajo los efectos del LSD. Era rápido y certero.

Otro caso debió de ser el de los representantes de John Lee Hooker. Estaban más que acostumbrados a la poca seriedad de John con los contratos discográficos.

Hooker solía grabar con varias compañías a la vez sin respetar a su compañia original. Cualquier noche era llamado por alguna compañía menor, grababa una o dos canciones, recibía 100 dólares y a otra cosa. Hooker por aquel entonces se jactaba de componer mientras iba en coche al estudio. Así el mercado se llenaba de discos de John Lee Cooker, John Lee Booker, Sam Delta John, Texas Slim, Birmingham the Boogie Man, Little Pork Chops.

Durante dos años grabó en más de 20 sellos diferentes.

Hooker-Riverside.1960

En descargo de John hay que decir que tuvo tres o cuatro esposas, siempre estaba pelado. Actuando en su lugar de residencia llegó su mujer y le rompió la guitarra en la cabeza. Menos mal que era la acústica. Estaba harta de que no llevara dinero a casa. Además tampoco le pagaban mucho. De su primer gran éxito “Boogie Chillen” se vendieron más de un millón de copias, pero a el le llegó  muy poco de estas ventas. El productor había cedido la distribución a otra compañía más potente.

Y que decir de Canned Heat. Pues que eran unos broncas. Sobre todo Bob Hite y Henry Vestine. En ese momento estaban en la cresta de la ola, con sus discos y actuaciones ganaban una pasta, pero habían perdido todos los derechos de autor. Una detención totalmente amañada por la policía de Denver dió con ellos en la trena. Para salir tuvieron que pagar rápidamente una fianza de 10.000 dólares.  Un hábil abogado les adelanto la suma a condición de que les cediera los derechos de autor de Canned Heat. No hubo otr remedio. Estaban marcados y aunque no eran conscientes  de ello esto fue el inicio de su caída por el precipicio.

Aun así a corto plazo este incidente les vino muy bien para aumentar su aureola de forajidos y de grupo  maldito. Hasta

Larry Taylor (el bajista) que no se había drogado en su vida, compuso el tema “My Crime” dedicado al incidente.

I went to Denver
Late last fall.
I went to do my job.
Yeah, I didn’t break any law.
We worked a hippie place,
Like many in our land.
They couldn’t bust the place,
And so they got the band.
‘Cause the police in Denver,
No, they don’t want none of them long hairs hanging around.
And that’s the reason why
They want to tear Canned Heat’s reputation down.

En cuanto a la música la situación era similar a la económica.

John Lee Hooker estaba musicalmente algo perdido. No tenía una dirección musical clara con unos objetivos musicales definidos.  Temas de soul, rock and roll, música melódica, ritmos latinos eran totalmente ajenos al estilo de Hooker. Atrás quedaban los días del “invento del ritmo Boogie” (seña de identidad de Hooker) y temas como Boogie Chillen, Dimples, Hobo blues, Crawlin king Snake, Boom Boom

es una maravilla oir el ritmo que Hooker lleva con el pie

El acercamiento de John Lee Hooker al mundo del jazz en  Impulse (el sello que Coltrane impulsó) fue otro fracaso. Encorsetar a Hooker con una rítmica de jazz aunque suene bien no fue bien recibido.  “It serves you right to suffer” fue el primer disco de blues de Impulse y el último.

Por el contrario Canned Heat estaba en un gran momento. Su segundo disco, “Boogie with Canned Heat  contenía el  super éxito “On the road again”

y su tercer disco “Living the blues” tenía el himno hippie de Woodstock “I’m going up to the Country”

vaya play back de los 60

que curioso dos canciones cantadas por el búho ciego Alan Wilson

y en “Future  blues“ estaba “Let’s work together

una serie de éxitos que dio al grupo una gran popularidad.

A pesar de estas situaciones tan diferentes la colaboración fue total, había un matiz muy importante que favorecía y facilitaba este entendimiento. El conocimiento del blues de Canned Heat era más que enciclopédico.  La colección de discos de blues de Bob Hite (el oso) en su casa del Laurel Canyon era muy extensa y este disfrutaba poniendo discos y haciendo que sus invitados los escucharán.

bob hite

Henry  Vestine participó en  la recuperacion de Skip James en 1963. Lo encontraron en un hospital y lo llevaron al festival de Newport de 1964. Por cierto la voz de Skip es similar a la de Alan Wilson.

Henry Vestine

 

Además estaba el caso de Alan Wilson. Lo podríamos catalogar no de experto de blues si no de arqueólogo del blues.

4551090

Alan rescato a Son House del olvido. Son vivía encerrado, totalmente borracho y no tenía ni guitarra. Hoy se sabe que tenia parkinson y Alzheimer. Alan lo acompañó en las giras y se dice que le enseñó a tocar la guitarra como la tocaba Son House. También colaboró en el disco “The father of the delta blues” tocando la armónica. En el tema siguiente tenemos muestra de esta colaboración.

Con estos credenciales era el grupo idóneo para grabar un disco con cualquier bluesman de los clásicos. Hooker tuvo la suerte de encontrarse con ellos.

John Lee Hooker  ya había grabado un disco con un grupo de rock Británico The Groundhogs.  And Seven Nights fue un disco que editó la Verve de esta colaboración. Se trata de un buen disco de blues  de John con la ayuda del grupo británico pero no tiene nada de la magia del Hooker ‘N Heat. El disco fue retirado rápidamente de la distribución.

continuará

Anuncios

ISTANBUL BLUES

Istilikal Cadesi es la calle más popular y transitada de Estambul. Es la arteria principal del barrio de Galata.

Empieza en la parada del tren cremallera subterráneo que baja a Karakoy  y acaba en la plaza Taskim, centro neurálgico de la Turquia Europea.

est-012

La recorre por el centro una línea de tranvía en la que la chiquilleria  se cuelga de cualquier sitio para desplazarse unos metros.

est-001

Esta populosa calle comercial tiene una característica que la hace muy singular. Las segundas y terceras plantas a menudo en vez de ser oficinas o  viviendas son discotecas o pubs. Al mismo tiempo las bocacalles que llega a uno y otro lado de la calle están repletas de restaurantes y lugares de ocio nocturno.

Así cuando cierran todos los comercios de la calle, lo cual se produce más tarde de lo habitual que en otras calles de la ciudad, Istilikal Cadesi conserva una animación fuera de lo común hasta bien entrada la noche.

ist-079

Las tiendas de la calle se diferencian poco a las habituales que hay en cualquier capital europea, tiendas de ropa, de bisutería, de joyas…

Al menos hay tres tiendas de música donde aparte ve vender cds también hay instrumentos musicales.

Las tiendas de música atraen al posible comprador haciendo sonar en la calle éxitos del momento o melodías que enganchen. Hace aproximadamente 10 años una dulzona melodía tocada con un violín sonaba en todas las tiendas de Istilikal Cadesi.

La melodía provenía de un recopilatorio titulado Köprüller  (el puente) que estaba a la vista en los escaparates de las tiendas musicales.

1200x630bf

A fuerza de oír esta melodía al mínimo seis veces al día (el resultado de los dos pases diarios por esta calle multiplicado por las tres tiendas) me decidí a comprar el susodicho CD.

Entré en una tienda de la acera derecha según se va a la plaza Taskim y cual sería mi sorpresa cuando con un sonido totalmente oriental y turco me pareció oír al bueno de John Lee Hooker .

Me voy cara al tendero y como puedo le hablo de mi sorpresa y de John Lee Hooker, el me contesta en un inglés tan malo como el mío y me habla de Canned Heat. Da igual los dos hablamos de blues.

Evidentemente compre el disco que sonaba, el de la melodía dulzona y otro al tuntún.

Así es como adquirí esta joya de la ISTAMBUL BLUES KUMPANYASI titulada SAIR ZAMANLAR (Otros tiempos).

cci27112016_0001

El disco es una extraña mezcla de sonidos de música turca y de blues y un homenaje directo en varios temas a Canned Heat. Se trata del segundo disco de esta agrupación.

Poco interés tiene a mi modo de ver el primer disco, en el que se limitan a versionar temas de blues y para hacerlo todavía más impersonal y anodino incluso cantan en inglés.  La mezcla de este disco con sonidos orientales es mucho menos evidente que en el disco de”Otros tiempos”.

De la misma manera que en algunas entradas hablaba del jazz de fuera de los EEUU, en este caso estamos resaltando este caso de blues de medio Oriente.

Considero muy interesante esta muestra del carácter universal del blues. En este disco, perfectamente podría haber colaborado  Taj Mahal u otro outsider  del blues cómo Ali Farka Toure.

Buen espero  que os haya sorprendido esta propuesta de blues Turco. Que tenéis en el streaming habitual.